Salario bruto a neto

Cómo llevar el sueldo bruto a neto

Antes de cerrar una contratación laboral es importante que el reclutador sepa explicar correctamente al aspirante de un puesto de trabajo, todo lo relacionado con el sueldo bruto y el sueldo neto. Esto es importante a fin de evitar malos entendidos y falsas expectativas a final de mes, cuanto éste reciba el pago efectivo como contraprestación de sus servicios en su cuenta bancaria. Conoce cómo llevar el sueldo bruto a neto y cuáles son las deducciones que impactan sobre el pago correspondiente.

¿Qué es el salario y cómo se calcula?

El salario es una retribución que recibe un empleado a cambio de sus servicios en una empresa. Este salario se paga de forma mensual, y lleva implícito una serie de deducciones, a partir de las cuales, se derivan los conceptos: salario bruto y salario neto.

¿Qué es el salario bruto?

El salario bruto es el pago total que realiza una empresa a un trabajador en contraprestación de sus servicios. Es la cuantía fija antes de que se produzcan todas las deducciones que corresponden por el cálculo de cotizaciones y retenciones, las cuales varían dependiendo de las condiciones sociales o de contrato de cada empleado. Es importante aclarar que el sueldo bruto es el que ha sido propuesto por la empresa y aceptado por el trabajador durante el proceso de contratación.

¿Qué es el salario neto?

El salario neto es lo que cada empleado recibe en su cuenta de banco, y es el resultado que se obtiene luego de restar las deducciones que corresponden a cada trabajador en particular: como cotizaciones de la Seguridad Social, IPRF y otros descuentos que apliquen individualmente para cada empleado.

Cálculo del salario neto

Para calcular el salario neto de un trabajador, lo importante es saber cuál es la cantidad bruta anual que éste percibirá al final de año, para luego, en base a esto comenzar a hacer los cálculos para las deducciones.

Cotizaciones de la Seguridad Social

Para el cálculo de las cotizaciones de la Seguridad Social, éstas van de 6.35% si se trata de un contrato indefinido, o 6.4% si se trata de un contrato temporal.

Esto quiere decir que si un trabajador tiene un salario bruto de 25.000 euros al año, y tiene un contrato temporal, la deducción por Seguridad Social será de 1.600 euros al año, mientras que un trabajador con contrato indefinido que perciba el mismo salario bruto, tendrá una deducción por este concepto de 1.587.50 euros anuales.

Descuento del IPRF

El Impuestos sobre la renta de las personas físicas (IPRF), también es otra deducción que se calcula sobre el salario bruto anual. Cada empleado está obligado a hacer este pago a Hacienda anual, sin embargo, la empresa realiza el descuento de una cuota mensual al trabajador a través de nómina y paga al fisco. Al final de año, el trabajador deberá pagar la diferencia a Hacienda en la declaración definitiva del impuesto.

Para calcularlo y poder llegar al salario neto, es importante determinar la base liquidable que corresponde el sueldo del trabajador, de manera que dependiendo de esto, el impuesto se podrá aplicar entre un 2% y un 46%.

Otras variables como el estado civil, el número de hijos, carga familiar, renta del conyugue, categoría de la empresa, las condiciones de fiscalidad, el estado de salud del trabajador, también afectan en cálculo definitivo del IPRF y por consiguiente, el cálculo para llevar el sueldo bruto a neto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *