Tipos de contrato de trabajo

Conoce los diferentes tipos de contrato de trabajo

Si ya has creado tu empresa y la has registrado formalmente, ahora es momento de dar marcha a la producción y mantener al día todos los aspectos administrativos, contables, logísticos, etc. Pero para ello, será necesario comenzar a contratar personal calificado para cada área. Para ayudarte un poco en esta tarea, aquí te mostraremos los diferentes tipos de contrato de trabajo que existen en la legislación laboral en España, todas sus características y demás condiciones.

¿Cuántos tipos de contrato laboral existen?

El Real Decreto Ley 16/2013 de 20 de diciembre, establece 4 tipos de contratación laboral efectivos en España. Estos son:

  • Indefinido
  • Temporal
  • Formación y aprendizajes
  • Prácticas

Antes de la publicación de este decreto, existían 42 tipos de contratos de trabajo, y aunque este número se simplificó a solo 4 tipos, dentro de cada uno de estos modelos, siguen existiendo distintas modalidades de formulario de contrato, las cuales se adaptan a las condiciones de cada empresa y trabajador.

  1. Contratos indefinidos

Este modelo de contrato como su nombre lo indica, es indefinido. Esto quiere decir que no hay una fecha establecida para la duración del contrato y solo terminará cuando la relación laboral llegue a su fin por decisión de alguna de las dos partes.

El contrato indefinido o contrato indefinido ordinario, como también se denomina, se puede formalizar de forma verbal o por escrito. Pero siempre alguna de las partes tendrá derecho a exigir su formalización por escrito. Esta modalidad podrá celebrarse para una jornada completa o parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos. Adicionalmente, los empleados que suscriban este tipo de contrato, obtendrán la condición de empleados fijos.

De acuerdo a la ley, es posible incluir en el contrato de trabajo indefinido, las cláusulas que sean necesarias para definir algunos aspectos particulares de trabajadores y empresas.

  1. Contrato temporal

Es el tipo de contrato laboral que establece una fecha específica para la prestación del servicio por parte del trabajador a la empresa.

Este tipo de contrato también se puede celebrar para una jornada parcial o completa. Es obligatorio que sea por escrito, y solo podrá ser verbal en los casos en que su duración no supere las 4 semanas a jornada completa.

Al igual que en el contrato indefinido, este tipo de contrato también puede admitir nuevas cláusulas que cubran las condiciones de la empresa y del trabajador.

  1. Contrato para la formación y el aprendizaje

Es el tipo de contrato de trabajo que se utiliza para personas jóvenes que recién están comenzando en el área laboral y que buscan una formación remunerada para el aprendizaje en un área determinada, de acuerdo a su formación.

  1. Contrato para prácticas

Los jóvenes que se encuentran cursando estudios, también pueden ingresar al área laboral bajo las condiciones de un contrato para prácticas. Este tipo de contrato les da la oportunidad de realizar prácticas profesionales relacionadas con su carrera. Los resultados obtenidos durante su duración, además  de ofrecerles una experiencia de trabajo inicial, también actuarán directamente en los objetivos alcanzados de sus estudios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *