Baja autónomos por enfermedad o accidente laboral.

Crece la contratación de seguros para trabajadores autónomos

A causa de la pandemia, observamos un crecimiento del 11% en el número de seguros realizados para empresas y autónomos.

 

La situación creada por la pandemia, ha hecho que aumenten las pólizas en autónomos y pymes. Víctor López, el responsable de aseguradoras de Rastreator, informa de la suma del 11% en la cantidad de seguros que hacen para comercios, trabajadores autónomos y el sector empresarial.

Según las palabras de Víctor López, “las ayudas que han lanzado las propias aseguradoras han servido para que los autónomos hayan cambiado su percepción sobre este tipo de producto y ahora valoren más esta opción para poder proteger sus negocios en tiempos de pandemia”.

Baja autónomos por enfermedad o accidente laboral.

Seguros indispensables

En España, a día de hoy, la ley ordena el contrato de un servicio de responsabilidad civil cuando la actividad se realiza cara al público. Además es necesario contratar un seguro de vehículos si se usa un vehículo para el empleo, y uno de accidentes en el caso de que la actividad a realizar suponga un riesgo o en el caso de que se mantenga más personas contratadas.

Desde Rastreator especifican que, dentro de los seguros a elegir, existen algunos que son primordiales para los trabajadores autónomos. Uno de éstos es el seguro de incapacidad laboral transitoria (ILT). Esta póliza protege al trabajador en el caso de no poder desempeñar su actividad, por la causa que sea. Aquí se comprende también la Covid-19.

También es importante contar con un seguro de responsabilidad civil. Lo que cubre este seguro son los daños que el autónomo puede ocasionar a terceras personas en la ejecución de su actividad. Este seguro es necesario en el caso de disponer de un local comercial, porque será obligatorio en el momento de pedir la licencia de apertura.

Conocer las necesidades

Víctor López nos dice que antes de contratar una póliza, debemos tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades. Como ejemplo expone el caso de un taxista y un diseñador freelance. «Un taxista necesitará un seguro en el que incluya una póliza para su vehículo mientras que un trabajador freelance, como puede ser un diseñador gráfico que trabaje desde casa, no necesitará ese servicio”.

Él insiste en que lo principal es conocer los riesgos y obligaciones del empleo que se lleva a cabo antes de optar por el seguro más conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *